Sentencia del tribunal constitucional ¿abre puertas a la reducción unilateral de remuneraciones?